Recomendar este blog en Google

Ruta y visita al pueblo abandonado de Marchalico Viñicas

La aldea de Marchalico Viñicas está compuesto por unas 15 viviendas separadas en dos barrios, que se dedicaban al cultivo de trigo, cebada, almendros, algarrobos entre otros productos y con la oveja como referencia en la ganadería. La cabecera municipal la tenían a más de tres horas de camino en caballerías por lo que los niños en edad escolar bajaban a la escuela de la Herrería y a la Huelga acudían a los oficios religiosos, estos dos pueblos frecuentaban también para realizar compras de
VISITA AL PUEBLO ABANDONADO DE
MARCHALICO VIÑICAS

MARCHALICO VIÑICAS (Almería)

Interior de una vivienda

La aldea de Marchalico Viñicas está compuesto por unas 15 viviendas separadas en dos barrios, que se dedicaban al cultivo de trigo, cebada, almendros, algarrobos entre otros productos y con la oveja como referencia en la ganadería. La cabecera municipal la tenían a más de tres horas de camino en caballerías por lo que los niños en edad escolar bajaban a la escuela de la Herrería y a la Huelga acudían a los oficios religiosos, estos dos pueblos frecuentaban también para realizar compras de productos básicos. Al medico le tocaba acudir desde Sorbas en casos de muy necesitados.
El pueblo carecía de fiestas patronales pero participaban de la fiesta de la Herrería el 21 de Septiembre y de la de San Agustín en la Huelga el 27 de Agosto.
No obstante esa falta de fiesta propia la suplían con animados bailes los domingos en alguna era o vivienda al son de guitarra, bandurria y laúd tocados por gentes del pueblo.
Uno de los principales problemas que tenían las gentes del Marchalico era la falta de agua, pues la fuente que tenían era de agua yesosa y no era potable por lo que habían de desplazarse con las caballerías a más de una hora de camino hasta la aldea de la Umbria a buscar el preciado líquido.
Esa falta de agua unida a la ausencia de otros servicios y la falta de futuro fue lo que empujó a la gente de Marchalico a marchar en los años 50 y 60, emigrando en su mayoría a Barcelona en busca de una mejor vida, siendo Gabriel Requena y su mujer Isabel Muñoz los últimos que marcharon sobre el año 1969 instalándose en la Huelga.


COMO LLEGAR

Saldremos de Getafe por la A-4 dirección Córdoba. Esta la transitaremos hasta Ocaña donde enlazaremos con la AP-36 (carretera de peaje). Esta, la AP-36 la cogeremos hasta la Roda donde engancharemos con la A-31 que se dirige hacia Albacete. Desde este punto tomaremos la A-30 dirección Murcia. En Murcia tomaremos la A-7 dirección Granada-Malaga. Durante este tramo pasaremos por Lorca y los Gallardos para posteriormente tomar la salida 514, que nos conducirá por la N-340a hasta el mismo Sorbas. 

DONDE DORMIR Y COMER

Sorbas cuenta con un sinfín de alojamientos donde poder alojarse y donde poder degustar sus deliciosos platos. Nosotros decidimos pasar unas noches en la explanada que existe en el aparcamiento del polideportivo. Un buen sitio, tranquilo y baños muy cerca. El único inconveniente es que hay poca sombra, pero el sitio es inmejorable. Coordenadas GPS del lugar de pernocta, Datum European 1950: X: 577625 , Y: 4106889 
Lugar de pernocta

MÁS DATOS DE DONDE PODER COMER Y DORMIR
http://www.minube.com/donde_dormir/espana/almeria/sorbas


DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Saldremos de Sorbas en coche por la N-340a dirección a la autovía A-7 hasta el km 505, donde está la desviación hacia el pueblo de Los Martínez y Cariatiz. Justo enfrente de este desvío arranca una pista asfaltada que se dirige hacia la cantera. Tomaremos esta pista, y a los 200 metros giraremos a la derecha por la pista en buen estado que bordea la cantera. A los 100 metros desde el cruce, nos desviaremos por la pista que sale a la derecha, esta la recorreremos  otros 100 metros y estacionaremos los vehículos.

Esta paradita es un pequeño alto para visitar una de las joyas ocultas del Karst en Yesos de Sorbas, una explotación de cristales de yesos inducida por los romanos "El Lapis Specularis". Desde donde dejamos los vehículos  nos desplazaremos monte a través hacia el Noroeste unos 250 metros, dirección a una pequeña cantera ya abandonada. En las inmediaciones se encuentran las minas romanas de Lapis Specularis.

"..... El Lapis Specularis, conocido como espejuelo en la actualidad, es un tipo de piedra de yeso selenítica especular translucida, siendo un mineral muy valorado en la Antigua Roma, explotándose para la fabricación, a modo de cristal, de ventanas fundamentalmente durante los siglos I y II d.c en la provincia de Hispania. Otros nombres con lo que también se conoce a este material son espejillo, piedra del lobo, espejillo de asno, piedra de la luna, piedra de la luz, sapienza o reluz.
El principal uso de Lapis Specularis en la Antigua Roma fue para la fabricación de ventanas acristaladas. acoplandose en armazones. principalmente de madera aunque también se fabricaron de cerámica, que permitía ensamblar varias planchas con el fin de cubrir la superficie en función del tamaño de la ventana. Incluso se llegaron a construir invernaderos a base de unir placas de lapis specularis. Por extensión, a las ventanas acristaladas con este material se las donominaba de igual forma. Aparte de su uso para acristalamiento, también se aprovechó como material constructivo con otros fines, por ejemplo, en forma de virutas y láminas en pavimentos, para recubrir edificaciones como elemento ornamental, como el Circo Máximo durante los espectáculos......"
Fuente: Wikipedia
Zona donde se dejan los vehículos

Una de las minas romanas y excelente explicación sobre el complejo de minas

Iván visitando las instalaciones abandonadas de las mina

Justo antes de entrar a una mina

Interior de una de las minas

A la izquierda oculta tras la higuera se abre otra mina. Al fondo los coches aparcados

Después de visitar las minas nos volvemos a los coches, y de nuevo nos dirigimos a la pista principal. Cuando estemos en la pista principal giramos a la derecha y la recorremos 4 kilómetros, donde una explanadita a la izquireda nos permite dejar los vehículos. Desde este punto tenemos magníficas vistas sobre el pueblo abandonado de Marchalico Viñicas. Ya solo nos queda recorrer todas sus calles y disfrutar de esta soledad.
Zona donde se dejan los vehículos. Al fondo el pueblo abandonado

Algunas casas se encuentran en buen estado

Una de sus calles

Interior de una vivienda

El siguiente barrio

Camino hacia el siguiente barrio

Otra calle de pueblo

Un horno donde se cocían ricos panes y pasteles

Interior de una vivienda

Encima del pueblo se encuentra la era comunitaria. Una gran explanada
Desde la era, cogiendo dirección Norte, 250 metros y monte através, nos encontraremos con el túmulo más grande del Karst en Yesos de Sorbas. En todo este camino nos encontraremos un montón de simas y cuevas.
Tramo del sendero. Al fondo la era

Tramo a seguir, sin un sendero claro

El túmulo más grande de Sorbas
 Ya solo nos queda desandar los recorrido y volver de nuevo a los vehículos. Una vez en Sorbas, lo mejor es tomarse algo fresquito y comerse un buen plato combinado, o lo que guste. 
Después del paseito, a comer

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA RUTA

Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Distancia: 2 km
Duración: 1 hora solo la ida. Recomiendo hacer paradas y disfrutar de paisaje, la fauna y la flora que podamos observar en los distintos puntos.
Desnivel acumulado:
Dificultad: Muy fácil. Ruta recomendada para toda la familia.
Puntos de agua potable: No hay. Intentar llevar algo de agua
Precauciones: Llevar calzado cómodo y protección solar en los meses de más calor


HASTA LA PROXIMA


0 comentarios:

Publicar un comentario