Recomendar este blog en Google

Conociendo las Almazaras de Torre de Don Miguel

Una almazara (de árabe  لمعصرة  al-ma´sara, "la prensa") es un mecanismo del que se obtiene, principalmente, aceite de oliva exprimiendo la oliva o aceituna. Las almazaras se componen, habitualmente, de tres espacios de trabajo diferenciados según la fase de producción, que son

CIRCULAR POR TORRE DE DON MIGUEL
  CONOCIENDO LAS ALMAZARAS DE LA TORRE 

PARQUE ARQUEOLÓGICO  LOS MOLINOS DE LA TORRE
TORRE DE DON MIGUEL (Cáceres)

Uno de los molinos de Torre de Don Miguel

Una almazara (de árabe  لمعصرة  al-ma´sara, "la prensa") es un mecanismo del que se obtiene, principalmente, aceite de oliva exprimiendo la oliva o aceituna. Las almazaras se componen, habitualmente, de tres espacios de trabajo diferenciados según la fase de producción, que son:


Patio de recepción o zona donde la aceituna se recibe, limpia, lava, pesa y almacena, a la espera de su molturación en las llamadas tolvas pulmón.

Nave de elaboración, constituida por un espacio cerrado donde la aceituna se muele (molino de martillo) y la masa resultante se bate, centrifuga y finalmente se limpia de aguas. Posteriormente el aceite se decana en decantadores de acero inosidable.

Bodega, espacio cerrado donde se almacena el aceite en depósitos. Los depósitos, para la buena calidad del aceite, deben ser de acero inoxidable, fácilmente limpiables y con fondo inclinado o cónico para su sangrado.
COMO LLEGAR

Dintel en una de las calles de Torre de Don Miguel

Torre de Don Miguel (Cáceres). Esta hermosa localidad se encuentra anclada en un maravilloso valle cerrado por las sierras de la Almenara y del Sali. Hacia el año 1227 el primer comendador conocido en Santibañez el Alto, Frey Miguel Sánchez, levantó una torre de la que no permanece ningún vestigio, en un paraje bellísimo de su encomienda rodeándola de huertas y de espléndidos jardines.


DONDE DORMIR Y COMER

La Sierra de Gata junto con las Hurdes, presentan un sinfín de posibilidades donde alojarse y donde poder degustar los platos más exquisitos de esta comarca. Describirlos todos sería ardua tarea y además no podríamos encuadrar todas las posibilidades, así que dejamos los más recomendados y con mejor sabor extremeño.



Nosotros para esta excursión decidimos pernoctar en el área de caravanas que hay a la entrada del pueblo de Torre De Don Miguel. Un sitio tranquilo, con agua, bancos, mesas y una buena sombra.


Área de caravanas a al entrada del pueblo
DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO
Itinerario a seguir. Fuente sigpac
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS


Tipo de recorrido: Circular
Distancia: 4 kilómetros
Duración: Sin tiempo, esta ruta se puede alargar todo lo que se desee, y si es verano más.
Desnivel: 90 metros
Dificultad: Muy fácil
Época recomendable: Cualquiera
Puntos de agua potable: Hay varias fuentes en el pueblo
Sugerencias: Usar protección solar, (crema, gorra con visera y gafas) en los meses de más calor. Utilizar calzado adecuado (botas o zapatillas de trekking). Llevar en una mochila agua y algo de comer. En verano no te olvides de la toalla, ya que pasas junto a una piscina natural.
Cartografía: IGN Gata hoja 573 E:1:50.000 o IGN Gata hoja 573-4 E:1:25.000
                                              Oficinas de turismo en Sierra de Gata
                                              Historia de los molinos de aceite
                                              Otras rutas y excursiones cerca de Torre de don Miguel
                                              La Sierra de Gata
                                                

Desde el área de caravanas tomamos la  Ronda Este a la derecha, dejaremos atrás el área de servicio para caravanas, pasaremos junto a unas naves industriales que nos quedan a la izquierda, continuaremos el descenso, y finalmente dejaremos también a la izquierda la antigua piscina municipal, hasta la confluencia con la carretera CCV-6.3
Área de caravanas y comienzo de la ruta
Área de servicios para caravanas con una toma de agua donde podemos abastecernos
Aquí cruzaremos la carretera, y justo enfrente, tomamos una pista acementada que se dirige hacia la piscina natural  y el chiringuito de Torre de don Miguel, anunciado en un poste de madera junto a una señal de tráfico. 
Unión de la Ronda Este con la carretera CCV-6.3. A la derecha el panel que nos indica la ruta a tomar
Continuaremos por esta pista unos 400 metros hasta llegar al aparcamiento de la piscina natural. Al fondo del estacionamiento tomamos la pista que sale a la izquierda. Esta senda nos llevará en poco tiempo a la primera almazara, "El molino de los Lucas". Para llegar hasta él tendremos que bajar un poco más y desviarnos a la derecha por un pequeño acceso hasta su puerta.
Inicio de la pista acementada donde nos indica la zona arqueológica de los molinos de Torre de Don Miguel
Tramo de la pista
Al fondo del aparcamiento tomamos la pista que sale a la izquierda
Panorámica del molino de los Lucas
Pequeño acceso que nos deja en la puerta del molino de los Lucas.
PARA PODER VER LOS MOLINOS REHABILITADOS, TENDREMOS QUE PONERNOS EN CONTACTO CON EL AYUNTAMIENTO.

En los enlaces de interés dejo los teléfonos y email de las oficinas de turismo en la Sierra de Gata y del ayuntamiento de Torre de Don Miguel

Este parque arqueológico reúne cuatro antiguas almazaras de aceite, de los 10 molinos que existieron bebiendo del mismo arroyo, datados entre los siglos XV al XVII, alguno de ellos con maquinaria, viga y quintal, del siglo XV. Esta maquinaria fue el primer método industrial que se aplicó a la molturación de la aceituna para la extracción del aceite.

Conocemos este magnífico y privilegiado lugar gracias a los nietos del Tio Julian, uno de los últimos propietarios del molino de Los Lucas. A esta joya de la arquitectura tradicional, en una primera intervención, se le ha rehabilitado las cubiertas, los parámetros verticales y toda la carpintería, gracias a los fondos Leader.


EL MOLINO DE LOS LUCAS




Tras visitar el molino, volvemos sobre nuestros pasos, para coger la primera desviación que nos sale a la izquierda. Este ramal nos deja en la piscina fluvial de la Vega Vieja, donde podremos poner nuestra toalla y tomar el sol, si es verano. Atravesamos todo el cesped, pegados al  vaso de la piscina, hasta encontrarnos con la segunda almazara, el molino de Don Domingo.
Zona de toallas de la piscina fluvial Vega Vieja. Al fondo los muros del molino de Don Domingo
El arroyo de San Juan. El que llena la piscina natural en verano.
Los restos de este edificio, (datado en 1631 según algunos textos) nos enseña en todo su auge, la importancia de estos mecanismo para extraer el aceite de las aceitunas. Según nos cuentan, está en proyecto su rehabilitación y puesta en valor, donde se podrá ver en marcha la prensa de viga y quintal, original del siglo XV.

EL MOLINO DE DON DOMINGO






Tras deleitarnos y ponernos en la piel de los antiguos trabajadores del aceite, continuamos caminando pegados a la pared izquierda del molino y siempre junto al arroyo de San Juan. Tras pasar la almazara, seguiremos remontando el arroyo de San Juan, dejándolo a nuestra izquierda en todo momento. Hay veces que el sendero se desvanece, pero no hay perdida, simplemente hay que seguir el curso del arroyo hasta divisar el tercero de los molinos. Justo antes de llegar a El molino del Tío Perfecto nos encontraremos con un puentecito de madera que salva el arroyo y que nos dejará en el molino.
Pasaremos pegados a la pared izquierda del molino, sin atravesar el puente y continuaremos rectos siguiendo el arroyo
Tras sobrepasar el molino de Don Domingo el camino se hace borroso, pero solo tenemos que seguir el curso de aguas.
Tramo del sendero
Otro tramo, ya se puede ver el puente y el molino
Tras pasar el puente, llegamos a el  molino del Tío Perfecto
De momento, las ruinas de este emblemático molino han sido limpiadas, se ha desbrozado todo el alrededor y se ha sacado a la luz la cantería del edificio, dejando ver lo bien conservado que se encuentran algunos de sus rincones.

EL MOLINO DEL TÍO PERFECTO




Después de disfrutar de estas magníficas ruinas, seguiremos la verea del arroyo San Juan hasta toparnos con la última almazara del parque arqueológico, el Molino de Los Blancos.
Llegando al molino de Los Blancos
El molino de Los Blancos, completamente rehabilitado gracias al proyecto del arquitecto Viola, lleva algún tiempo en funcionamiento. La rehabilitación del edificio, marca muy nitidamente las partes originales de zonas intervenidas y en ella tiene un papel protagonista el acero corten. Esta puesta en valor contó con la financiación del gobierno regional y los planes Provinciales de la Diputación que el ayuntamiento ha ido destinando para finalizar una de las joyas de la localidad.

EL MOLINO DE LOS BLANCOS



Canalización de agua para mover la rueda del molino
Tras disfrutar de esta maravilla, una pequeña pista que arranca en la parte derecha del molino nos lleva directamente hasta la carretera que se dirige hacia Villasbuenas de Gata. En este punto, tornamos a la derecha, pasaremos junto al cementerio, y llegaremos hasta  un cruce de carreteras.
La pista que nos lleva a la carretera
Unión de la pista con la carretera. En este punto giramos a la derecha
El cruce
Aquí seguiremos de frente, adentrándonos de nuevo en el pueblo. Continuaremos de forma ascendente, por la calle La Barrera  hasta llegar a una curva muy pronunciada a la izquierda, donde por nuestra derecha nos sorprenderá la ermita del Cristo, datada en el siglo XVI.

Un singular edificio que por momentos nos hace olvidar su condición de ermita. Es de modestas proporciones, como corresponde a este tipo de construcción cuando están integradas en el interior de las poblaciones, pero con un interesante juego de formas y proporciones que la llevan a ser considerada por algunos arquitectos, una de las más bellas obras realizadas durante el siglo XVI en Extremadura.


Ermita del Cristo, siglo XVI
Detalle de la ermita
Tras contemplar la obra, seguiremos subiendo por la calle La Barrera, hasta llegar a la Plaza Mayor. Aquí nos podremos tomar algo fresquito o degustar alguno de los platos típicos de la zona.  Después del descanso, lo mejor es perderse por sus calles y disfrutar de la arquitectura rural extremeña.
Seguir un itinerario por este magnífico pueblo sería tarea difícil, así que lo mejor es perderse por sus calles, aventurarse, experimentar y descubrir sus rincones, así de esta forma me lo agradecerán mucho más.
Plaza Mayor de Torre de Don Miguel
TROCITOS DE TORRE DE DON MIGUEL


La villa creció en torno al solar donde "Frey Miguel Sánchez", comendador de la Orden de Alcántara entre 1219 y 1227, levantó su Casa-Torre junto al cruce de caminos que comunicaban los lugares y villas de su encomienda. En sus estrechas calles encontraremos viviendas blasonadas y casas sobre las calles denominadas "balcones", así mismo destaca el mantenimiento de los nombres de las calles que evocan tiempos pasados como Clavería y Castillo. También como era la antigua costumbre aparecen calles con el nombre de los oficios o gremios que en ellas se instalaban como Carnicereía y Tenerías.






Ensanche del primitivo núcleo urbano. La villa creció rápidamente, como atestiguan la colección diplomática que desde 1295 recoge las peticiones y los privilegios que obtenían los vecinos de Torre de la Orden de Alcántara. En este el trazado del barrio del Cancillo se aprovecho para su crecimiento el antiguo camino a Villasbuenas y el de Gata.  Su trazado en la parte alta recuerda en su traza y diseño a una aljama judía. Entre sus calles estrechas y umbrías, sus balcones y sus construcciones se atesoran pinceladas de un pasado que ha llegado a nuestros días.



¿Ya hemos disfrutado del pueblo? , pues bien, justo antes de entrar a la Plaza Mayor, arranca la calle de Los Ríos. La conoceremos porque por ella se llega al centro de salud y a la panadería. Esta calle la descenderemos hasta su final, hasta que pasemos de nuevo el arroyo de San Juan. Subiremos por la calle Virgen de Bienvenida, dejando a la derecha una casona que tiene las pintas de un palacete. Pasada la casa, y en el cruce de caminos, tomaremos a la derecha por la Ronda Este, y en poco tiempo estamos de nuevo en el área de caravanas, dando por concluida esta bonita e interesante excursión.
Calle de Los Ríos, la que tendremos que descender hasta su final
Tras descender la calle de Los Ríos, subiremos por la calle  Virgen de Bienvenida.
En el cruce tomamos a la derecha, y en muy poco tiempo estamos en el inicio de la ruta.
SI ESTAMOS EN VERANO, RECOMIENDO QUE LA EXCURSIÓN SE REALICE EN SENTIDO CONTRARIO, ASÍ TENDREMOS COMO FINAL DE RUTA UN AGRADABLE CHAPUZÓN EN LA PISCINA FLUVIAL VEGA VIEJA.



2 comentarios:

  1. Precioso blog y muy buena entrada!! Nos alegra que os guste nuestra tierra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es una tierra que da mucho de sí, sorprende a cada paso que se da. Muchas gracias, un placer.

      Eliminar