Recomendar este blog en Google

Ruta de los Tejos Milenarios

Los tejos (Taxus) son un género de árboles coníferas de la familia Taxaceae, propios de las zonas montañosas, con ambientes frescos y húmedos, y que prefieren los terrenos calizos.
   Pueden alcanzar una altura de hasta 20 metros. Aunque con frecuencia se desarrolla de manera desigual, su copa es piramidal con abundantes ramas que salen del tronco de manera horizontal.
El tronco es grueso y con una corteza delgada de tiras pequeñas de color pardo rojizo o grisáceo,



RUTA DE LOS TEJOS MILENARIOS
(Sierra de Cazorla)
PARQUE NATURAL DE LAS SIERRAS DE CAZORLA, SEGURA Y LAS VILLAS
Tejo (Taxus Baccata)
    Los tejos (Taxus) son un género de árboles coníferas de la familia Taxaceae, propios de las zonas montañosas, con ambientes frescos y húmedos, y que prefieren los terrenos calizos.
   Pueden alcanzar una altura de hasta 20 metros. Aunque con frecuencia se desarrolla de manera desigual, su copa es piramidal con abundantes ramas que salen del tronco de manera horizontal.
El tronco es grueso y con una corteza delgada de tiras pequeñas de color pardo rojizo o grisáceo, alcanzando diámetros de 1,5 metros. Son muy longevos, pudiendo superar los 1.500 años de vida. Tiene hojas perennes de 10 a 30 mm. dispuestas en dos hileras opuestas, de color verde oscuro por la cara superior y amarillento o glabro por el envés. Es una especie dioica, con pies masculinos o femeninos. Fructifica en forma de arilo carnoso que rodea la simiente, de intenso color rojo y sabor agradable. Maduran en otoño y cada seis o siete años el árbol tiene una producción abundante de frutos. Raramente forman bosquetes, siendo lo común encontrar a los ejemplares aislados. Casi todas las partes de la planta son ricas en alcaloides tóxicos: taxina, taxol, y baccatina, siendo el primero el más peligroso, pues puede llevar a la muerte en pocos minutos. El arilo o baya es la única parte libre de taxina, pudiendo ser ingerido con la precaución de retirar la semilla.


   Su madera es muy dura, de grano fino y apretado, lo que la hace muy apta para ebanistería y talla, aunque la escasez de piezas de suficiente grosor, debido a su crecimiento muy lento, limita su uso. Durante la Edad Media fue muy utilizado en las Islas Británicas para la elaboración del arco largo, por su resistencia y flexibilidad, hecho que produjo su casi extinción en las islas.

   El tejo fue el árbol sagrado de los celtas, asociado con la brujería, la longevidad y la muerte. Julio César habla de este árbol en el sexto libro de De Bello Gallico, publicado en el año 51 a. C., donde menciona la muerte del jefe Catuvolcus, quien se suicidó bebiendo una infusión hecha de corteza de tejo para no caer prisionero de los romanos.
   Único representante europeo de la familia de las taxáceas, fue abundante y prosperó en el Terciario, hoy se refugia en nuestras sierras, como batiéndose en retirada de la presión de otras coníferas alóctonos que han invadido su territorio.
   El tejo (taxus baccata), árbol frondoso de crecimiento muy lento, es una especie dioica (flores de cada sexo en pies diferenciados), de hojas perennes, dísticas y espiruladas, de color verde oscuro. Sus semillas son de forma ovoide con un arillo carnoso de color rojo, única parte comestible del árbol, pues su madera, hojas y corteza, son tóxicas. (Fuente: Wikipedia.org)

COMO LLEGAR

    Saldremos de Getafe por la A-4 dirección Córdoba hasta el punto kilométrico 266 por donde abandonaremos la A-4 dirección La Carolina. Justo en esta salida cogeremos la A-301 dirección Úbeda (51 kilómetros). Una vez que estemos llegando a Úbeda nos encontraremos con una rotonda en la que debemos de coger la salida para Albacete (N-322), nos incorporamos a ella y a los 7 kilómetros nos volveremos a desviar para coger la A-315 que nos lleva directamente a Peal. Justo antes de llegar a Peal nos volveremos a desviar por la A-319 que nos lleva directamente a Cazorla. En Cazorla subiremos por la calle de Cazorla enlazando con la calle de Hilario Marco hasta su final que está marcado por una rotonda. Aquí giraremos y seguiremos subiendo por la A-319 dirección al Parque Natural de Cazorla y pasando por la calle de José Martínez Falero y que lleva dirección hacia el embalse de Tranco de Beas. Tras recorrer 17 km y pasado el puerto de las Palomas, descendemos hasta un cruce "Llamado Empalme del Valle". Aquí nos desviaremos hacia Vadillo de Castril por la carretera JF-7091. Cuando hallamos recorrido 3,5 kilómetros nos encontraremos por la derecha el desvío hacia Vadillo, (pero lo dejamos pasar), un poco más abajo y por la izquierda nos aparece un  kiosco-bar y un pelín mas abajo cruzamos el puente sobre el Guadalquivir y enseguida nos desviaremos por la carreterilla que parte a la derecha y que se dirige hacia el nacimiento del río Guadalquivir y el Puente de la Herrería. Esta carretera la transitaremos 3,5 kilómetros hasta un área recreativa. Desde aqui parte una pista forestal apta para todos los vehículos, (salvo en tiempos de lluvia o nieve). Esta pista la recorreremos 10500 metros hasta que nos encontremos con el cruce de se dirige hacia la Iruela y Quesada. Nosotros aquí tomaremos el ramal de la izquierda que toma dirección hacia Pozo Alcón. Desde el cruce continuaremos 500 metros pasando junto a la indicación de "Nacimiento del río Guadalquivir" hasta que lleguemos a la casa forestal de la cañada de las Fuentes.

DONDE DORMIR

    En esta ocasión hemos optado por el pequeño aparcamiento que se encuentra tras  la casa forestal de la cañada de las Fuentes. Aunque su nombre indica fuente no hay ni gota de agua, así que habrá que traerla. Existe un espacio con mesas, bancos y barbacoas.  Coordenadas de la zona de pernocta:       X: 502596 Y: 4188012. Datum European ED50
Casa Forestal de la cañada de las Fuentes y área recreativa
Preparando los bártulos para pernoctar
DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Esta ruta se puede compaginar con la Cerrada de Utrero y así completar un bonito fin de semana.
    Nuestra ruta se inicia en la casa forestal. Desde aquí descenderemos por la  pista 200 metros para visitar el nacimiento del río Guadalquivir. El desvío lo vimos a nuestra izquierda cuando subíamos con el vehículo.

Nacimiento del río Guadalquivir
   Una vez visitado el nacimiento, volvemos sobre nuestros pasos hasta que llegamos de nuevo a la casa forestal de la Cañada de las Fuentes. Desde aqui andaremos por la pista dirección Pozo Alcón 800 metros donde nos encontraremos con una pronunciada curva a la izquierda. Desde la curva subiremos otros 100 metros hasta encontrarnos a nuestra derecha, una pista forestal cerrada con una cadena que nos conducirá por el Barranco de la Cañada de las Fuentes (dirección NE-SO) hasta nuestro destino. Este camino es conocido por los lugareños como camino del Poyo de las Palomas.

Camino del Poyo de las Palomas. Barranco de la Cañada de las Fuentes
  
     A lo largo de sus dos kilómetros de trayecto podremos contemplar centenarios espinos albar, ejemplares majestuosos de pinos y por nuestra derecha nos acompañará un arroyo que se abastece de varias fuentes, las Fuentes del Guadalquivir. Durante todo el trayecto la pendiente es constante, con dos fuertes rampas de unos 100 metros que nos deja en una pradera de alta montaña rodeada de pinos laricios, donde con paciencia y haciendo poco ruido podremos observar grupos de gamos o muflones.
Pradera y bonito ejemplar de pino Laricio

  Desde este punto divisamos al fondo de valle y en su ladera este, a nuestra izquierda, una zona de repoblación entre la que destacan 16 tejos (1.700 m.) de color oscuro que sobresalen entre la vegetación. La ladera oeste más cálida, es un auténtico pedregal con poca vegetación, territorio habitual de la Capra Hispánica.
   Atravesamos un arroyo habitualmente seco, pasando de la pista forestal a un sendero en buen estado, para llegar a una zona de umbría donde encontraremos los Tejos Milenarios.
Sobresale por su majestuosidad un tejo hembra de 9´15 m. de perímetro y 3´30 m. de diámetro. Posiblemente el pie más longevo de su especie en Europa, que se encuentra actualmente en franca regresión
Refrescandonos un poco después de la subida. Al fondo uno de los tejos milenarios
Observando uno de los majestuosos tejos
    Ya solo nos queda desandar lo andado y regresar al punto de partida, donde nos espera una tarde de relax y vida contemplativa.


CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA RUTA

Tipo de recorrido:Ida y vuelta
Distancia: 3 km. ida
Duración: 1 hora solo Ida. Recomiendo hacer paradas y disfrutar del paisaje, la fauna y la flora que podamos observar.
Desnivel acumulado: 320 metros
Dificultad: Fácil. Ruta recomendada para toda la familia.
Puntos de agua potable: No hay fuentes de agua cercanas.
Precauciones: No saltarse las vallas que protejen los tejos, estan en peligro y son muy frágiles. Llevar ropa de abrigo y calzado adecuado.

0 comentarios:

Publicar un comentario