Recomendar este blog en Google

Ruta La Calzada Borbónica

Esta vía enlosada que recorre de principio a fin el valle de la Fuenfría, ha estado más de doscientos años bautizada con un nombre equivocado. Por la disposición de la piedras que la conforman y su trazado se pensaba que era la calzada romana de Cercedilla. Todavía hoy muchos así lo siguen considerando.
Las investigaciones realizada a partir de los pasados 90 por los arqueólogos de la Dirección Genera

 LA CALZADA BORBÓNICA

PARQUE NATURAL DE LA SIERRA DE GUADARRAMA
CERCEDILLA (Madrid)




Esta vía enlosada que recorre de principio a fin el valle de la Fuenfría, ha estado más de doscientos años bautizada con un nombre equivocado. Por la disposición de la piedras que la conforman y su trazado se pensaba que era la calzada romana de Cercedilla. Todavía hoy muchos así lo siguen considerando.
Las investigaciones realizada a partir de los pasados 90 por los arqueólogos de la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, han desvelado que se trata de una calzad muy posterior. Se erigió en el siglo XVIII, teniendo la vía romana un trazado diferente, si bien ambas coinciden en algunos tramos, cruzándose en varias ocasiones.
En 2006 se determinó que la vía enlosada fue mandada construir por Felipe V, para dotar al Palacio de la Granja de San Idelfonso, residencia estival de la realiza, de una vía de comunicación segura para cruzar la Sierra de Guadarrama desde Madrid, donde estaba la capital del reino. Por eso es conocida como calzada borbónica. La calzada romana, denominada Vía XXIV o Antonina, se construyó en el siglo I de nuestra era, como paso de comunicación entre Emérita Augusta (Mérida) y Caesar Augusta (Zaragoza) y discurre por un trazado diferente, aunque en ocasiones coinciden ambas y se cruzan varias  veces.
Una de las circunstancias que han permitido determinar con exactitud el trazado de ambas calzadas, ha sido la pendiente que salva cada una de ellas. Los romanos construían sus vías de manera que no salvaban un desnivel superior al 10%, mientras que el camino borbónico supera desniveles por encima del 22%.
La construcción de la calzada borbónica supuso el golpe de gracia para la vía romana, muy dteriorada por el paso del tiempo y nada protegida. Para erigir esta vía se utilizó de manera masiva los materiles acopiados por los romanos. Por razones obvias, esto es especialmente visible en aquellos tramos donde ambas vías están más próximas, conservándose incluso amontonamientos de viejas losas romanas que no llegaron a utilizarse. Los más importantes se localizan en los alrededores del último punto en que se cruzan ambas calzadas, poco antes de alcanzar el puerto de la Fuenfría.
Fuente: Wikipedia

COMO LLEGAR
Parking donde dejamos nuestro vehículo
Saliendo de Madrid cogemos la A-6 dirección Coruña, y a unos 40 kilómetros saldremos por la salida 42 dirección a Guadarrama, en unos 7 Km mas o menos llegamos al pueblo, donde tendremos que ir atravesando la población, hasta que aparece un cartel de M-622, cogemos esta carretera hacia la derecha, dirección a Cercedilla, hasta que pasemos por debajo de un puente muy estrecho ya perteneciente al municipio de Cercedilla. Continuaremos pasando junto a la estación de tren, avanzaremos hasta un cruce peligroso. Aquí se encuentra la casa rural de la Solana. En este punto tiraremos de frente por la carretera de las Dehesas, la que tendremos que seguir durante unos 3 kilómetros hasta que nos encontremos con una bifurcación, nosotros hacia la derecha, a partir de aquí ya estás en las Dehesas de Cercedilla, tienes varios parking. Nosotros aparcamos en los que se encuentran junto a la Casa Cirilo.


DONDE DORMIR Y COMER

Al tratarse de una ruta cerca de casa, la realizamos en una sola jornada. De todas las maneras, dejamos algunas sugerencias de donde poder degustar los mejores platos de la zona, y donde poder descansar en los distintos establecimientos.




DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano del recorrido. Fuente: Sigpac

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Circular
Distancia: 13 Kilómetros
Duración: 5 horas contando paradas
Desnivel: 400 metros
Dificultad: Media - Alta
Época recomendable: Cualquier época
Puntos de agua potable: Existen varias fuentes en el recorrido, pero sus aguas están sin tratar
SugerenciasLlegar temprano a los aparcamientos, hay muchos visitantes y puede no haber sitio si llegamos más tarde de las 10:30. Llevar agua y algo de comer en una mochila. Proveerse de unos prismáticos. En los meses de más calor utilizar protección solar (gorra, gafas de sol y protección para la piel). Usar calzado cómodo y adecuado a las características del terreno y la época elegida. Si te vas a tomar un refresco en los locales que hay por la zona, tienes que saber que cualquier bebida (cerveza, fanta, etc...) te va a costar 2 euros.
Cartografía: IGN Cercedilla hoja 508 E:1:50000
Enlaces de interés: Más cosas que hacer en Cercedilla
                                  Track y mucha más información en Wikiloc
                                  Descargar track par GPS (archivo GPX)

Comenzamos nuestra aventura en los aparcamientos que hay frente al restaurante Casa Cirilo. Si estuviese completo, nos iremos justo detrás de la casa y allí encontraremos varios aparcamientos más. Desde aquí, subiremos por la carretera dirección a los aparcamientos de Majavillán, y justo antes de llegar en una curva muy pronunciada a la izquierda, nos saldremos de la misma por la derecha para tomar una pista que está cortada por una barrera que impide el paso de vehículos.


Desde aquí y, pasando la barrera, llegamos a la Calzada Romana y después al Puente del Descalzo, donde está la fuente de la Salud.

"...El Puente del Descalzo se construyó en época de Felipe V para salvar el arroyo de la Fuenfría, solapándose en este punto la calzada borbónica y la romana. No se han conservado restos del sistema constructivo empleado en época romana para salvar este riachuelo. Una vez superado este obstáculo, ambos caminos toman direcciones distintas para coronar el puerto. Hacia el norte sube la ruta borbónica y hacia el noreste trascurre la vía romana. En este lugar comienza la verdadera ascensión hacia el puerto de la Fuenfría. 
En los metros anteriores a este puente se pueden ver las huellas de la rodadura de los carros marcadas en la roca natural..."

Puente del Descalzo
El puente del Descalzo salva el arroyo de la Fuenfría y en su construcción debió de utilizarse el material que emplearon los romanos para el mismo fin, pues no ha quedado el menor vestigio de la primitiva obra. El puente y los tramos situados antes y después de él conforman la parte más espectacular de toda la calzada, tanto por la perfección del enlosado como por la amplitud de la vía.




Tras cruzar el puente empieza una cuesta arriba que alcanza otra barrera. En este punto finaliza el tramo del enlosado que ha sido rehabilitado. Del otro lado se extiende una pista que cruza horizontalmente la ladera. Hasta este punto las calzadas romana y borbónica son coincidentes. A partir de aquí ambos caminos se separan. Mientras la romana gira a la derecha, la borbónica lo hace a la izquierda, que es la que tomaremos nosotros, y enseguida hacia el Norte. Tendremos que seguir los círculos blancos que señalizar la vía borbónica.
El empedrado se encuentra en muy mal estado. Casi todo levantado, a veces por la erosión, otras por la presión de las raíces de los pinos que crecen en sus orillas. Es un tramo áspero donde lo más aconsejable es transitar por el sendero que marcha sobre el lomo del arcén de la izquierda. Concluye la cuesta en la pradera de los Corralillos, amplia nava situada en el centro de la Fuenfría donde coinciden varios de los caminos históricos del valle.
Pradera de los Corralillos
Panel explicativo de la distintas rutas en la pradera de los Corralillos
Al final de la pradera topamos con una pista. Se trata de la carretera de La República. Tendremos que cruzarla y continuar de frente por un camino donde aún es posible descubrir restos del empedrado borbónico. El inicio de esta parte lo señala una visible flecha amarilla. Se trata de una señal del Camino de Santiago madrileño, que cruza la sierra por esta parte aprovechando la calzada bobónica.
Después se suaviza el ascenso. Desapareciendo el pavimento, donde tendremos que continuar por un terreno muy incómodo a través de zanjas y grandes piedras amontonadas. Hasta que se llega al puente de Enmedio.
Al fondo de la pradera de los Corrallillos nos topamos con la carretera de La República. La cruzamos y continuamos de frente
Un descanso para comer algo que el camino es largo
Tramo de sendero

El puente de Enmedio
Seguimos la calzada en suave ascenso, ahora dirección Este, hasta una cerrada curva a mano izquierda. En este punto nos encontramos carteles e indicaciones donde nos señalan el cruce con la calzada romana, que a partir de aquí continúa su ascenso al Oeste, izquierda de la borbónica.
Por donde vamos es la calzada borbónica. Justo a la izquierda entre los pinos y por una pequeña pista de tierra continua la calzado romana
Desde este punto el trazado del camino borbónico acomete la parte más empinada, con un desnivel por encima del 22 por ciento. Tan fuerte pendiente la ha hecho merecedora de su nombre: "Cuesta del Reventón". Es un tramo igualmente descarnado, que en gran parte discurre por una trinchera y con los pinos invadiendo sus márgenes. Medio kilómetro más arriba, unas planchas de hierro y un panel señalan un nuevo cruce con la calzada romana, que sube por la ladera de la derecha y continúa rumbo Sudeste, alejándose del puerto de la Fuenfría que está al Norte.



Planchas de hierro y paneles donde nos señalan el cruce con la calzada romana
Continuando la calzada, algo más arriba, girará de nuevo alcanzando el portacho unos metros por encima de la calzada borbónica. Ésta culminará la cuesta con un último tramo especialmente inclinado y descarnado, que la saca de la trinchera por la que ha discurrido en su última parte. Así llegamos a una ancha pista repleta de carteles que nos señala que se ha alcanzado el puerto de la Fuenfría.

Llegando al puerto de la Fuenfría
Una vez en el puerto de la Fuenfría, lo mejor es comer bien e hidratarse que aún nos queda la mitad del recorrido. Después de comer y beber tomamos la carretera de la República hacia la derecha. La recorremos unos 650 metros hasta el mirador de La Reina. En este punto las vistas son magníficas.



Vistas desde el mirador de la Reina

Tras disfrutar de las vistas, continuamos por la carretera de la república otros 500 metros, hasta que nos encontremos por la izquierda la fuente de Antón Ruiz. En este punto nosotros tomamos el sendero que parte a la derecha, denominado PR5 o camino Schmid.

A la izquierda se aprecia la fuente de Antón Ruiz y a la derecha las escaleras que nos deja en el camino Schmid
Detalle de la fuente de Antón Ruiz
Descenderemos sin ningún tipo de perdida siguiendo los círculos amarillos, hasta que lleguemos a una pista, de nuevo la carretera de la República. En este punto tomamos a la derecha. Seguiremos andando por la pista hasta que lleguemos de nuevo a la pradera de Los Corralillos.



En el siglo XX surge una corriente de aficionados a la montaña, concretamente a la Sierra de Guadarrama, con lo que se crean nuevas rutas, senderos y caminos. En el Valle de la Fuenfría se marca el nuevo trazado del "Camino Schmid". Esta ruta, que unía el Puerto de Navacerrada con el Albergue de Peñalara en el Valle de la Fuenfría, fue señalizada por el austriaco Eduard Schmid en 1926.
Llegando a la Pradera de Los Corralillos
La pradera
Cuando lleguemos a la pradera, nosotros tomaremos el sendero que queda más a la izquierda y que baja hasta el arroyo de la Fuenfría, siguiendo los círculos amarillos. Este tramo de sendero es espectacular, circulando siempre paralelos al cauce y observando paisajes sorprendentes. De esta forma llegamos hasta un puentecito que salva el río y por donde pasa una pista forestal.








En la pista forestal
Cuando estemos en la pista forestal, torcemos a la derecha y descenderemos hasta que lleguemos de nuevo al Puente romano del Descalzo. Ya solo nos queda descender en dirección a nuestros vehículos dando por finalizada esta bonita excursión por el valle y puerto de la Fuenfría.



En los alrededores del Puente del Descalzo tendremos oportunidad de contemplar alguna fuente, algún crucero y sobre todo es espectacular pasar bajo el puente con los críos.
Los excursionistas

0 comentarios:

Publicar un comentario