Recomendar este blog en Google

Ruta por el barranco del río Cega

El río nace en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, en la divisoria de aguas entre las cuencas del Duero y el Tajo. Su origen se encuentra en el manantial conocido como fuente del Mojón, situada en el término municipal de Navafría de la provincia de Segovia. A lo largo de sus 149 kilómetros de longitud, atraviesa las provincias de Segovia y Valladolid, para desembocar en la margen izquierda del Duero, 1 kilómetro aguas arriba de Puente Duero (provincia de Valladolid). Su principal afluente

BARRANCO DEL RÍO CEGA

LA VELILLA - PAJARES DE PEDRAZA
PR-25 La Velilla (Segovia)

Río Cega
El río nace en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, en la divisoria de aguas entre las cuencas del Duero y el Tajo. Su origen se encuentra en el manantial conocido como fuente del Mojón, situada en el término municipal de Navafría de la provincia de Segovia. A lo largo de sus 149 kilómetros de longitud, atraviesa las provincias de Segovia y Valladolid, para desembocar en la margen izquierda del Duero, 1 kilómetro aguas arriba de Puente Duero (provincia de Valladolid). Su principal afluente es el río Pirón, aunque también cuenta con otros como los ríos Santa Águeda y Vadillo, y arrollos como el Cerquilla, el Malucas, el Marieles, El Pradillos o el Ternillo.
En su paso por la villa segoviana de Cuéllar, se encaja en barrancos con una profundidad de 20 a 60 metros y una anchura máxima de 300 metros. En el término muinicipal existen varios puentes medievales, como el puente de Barrancales o el de La Aceña. 
Además, a través de la ribera del río se extiende senda de los pescadores, una ruta natural que discurre por la Tierra de Pinares caminando junto al río, estando cubierta su ribera por una notable población de abedules, una de las masas principales de la especie en la provincia.

Fuente: Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Cega

COMO LLEGAR

La Velilla es un tranquilo pueblo situado junto a la histórica Villa de Pedraza, cuya calma solo se ve perturbada los fines de semana cuando los emigrantes vuelven a abrir sus casas y algún que otro turista se deja caer por allí.

DONDE COMER Y DORMIR

Nosotros en esta ocasión hicimos la ruta y la visita a la Villa de Pedraza en un solo día, regresando por la tarde noche a casa, ya que se encuentra muy cerquita de nuestro domicilio. Aún así, os dejo algunos enlaces a ciertos bares y restaurantes. De igual manera os acoplo lugares donde dormir.


Si queremos pasar la noche por la zona en nuestra furgo, un buen sitio y además tranquilo es el parking que hay frente al castillo de Pedraza. Es una gran explanada destinada al aparcamiento de vehículos durante los fines de semana.


Castillo de Pedraza
DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano del recorrido. Fuente: Las mejores excursiones por...Sierras, Hoces y Pinares de Segovia
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Distancia: 8 kilómetros
Duración: 7 horas contando paradas y visitas a la villa de Pedraza
Desnivel: 60 metros
Dificultad: Baja
Puntos de agua potable: No hay fuentes en todo el recorrido. En los pueblos de Velilla y Pajares de Pedraza hay fuentes.
Sugerencias: Ruta idónea para compaginarla con la visita a la Villa de Pedraza. Llevar calzado cómodo y sobre todo pantalones largos, ya que hay muchas zarzas que te pueden dejar señales en las piernas. El bar de Pajares de Pedraza solo abre los fines de semana.
Cartografía: IGN Turegano hoja 457 y Prádena hoja 458 E: 1:50000
Enlaces de interés: Prádena
                                  La Velilla
                                  Pajares de Pedraza

Frente a la ermita de San Salvador en el pueblo de La Velilla se encuentra una báscula para vehículos y un camino que sigue paralelo al río, aunque a cierta distancia del mismo. En esta pista podemos observar a mano derecha el apretado caserío de La Velilla, detrás del cual se levanta la atalaya de Pedraza con las montañas de fondo. Al final de pista nos encontramos con un molino rehabilitado, su antigua presa, el salto de agua y una frondosa chopera a orillas del río. En este punto dejaremos nuestro vehículo.
Ermita de San Salvador. A la derecha, justo pasado el puente, arranca junto a la báscula una pista que nos deja en el antiguo molino
Vistas de la atalaya de Pedraza y como fondo las montañas
Lugar donde dejamos nuestro vehículo
El molino rehabilitado
Desde el  aparcamiento unas escaleritas nos deja en un puente que cruza el río Cega. Tras cruzar el puente, tomaremos una senda de pescadores a la izquierda, que nos lleva hasta la misma orilla del río. Aquí saltaremos una valla y ya no abandonaremos la vereda hasta finalizar en Pajares de Pedraza.
Tramo de escaleras que nos deja en el puente que cruza el río Cega

Puente sobre el río. Al fondo se observa una senda que sube, aquí nosotros giraremos a la izquierda por una senda de pescadores que nos deja en la misma orilla.
Comenzamos a avanzar siguiendo el sendero más cercano a las aguas, vamos encontrando pequeñas ayudas que nos permiten afrontar los obstáculos del camino, en forma de puentes, pasarelas, escaleras, cadenas, barandillas, etc.
Primeras escaleras que nos ayudan a superar un obstáculo de la senda

Un tramo del río junto a la senda

Tramo del sendero pegados al río Cega
El camino transcurre por un entorno selvático que nos envuelve en todo momento, oscuro a veces, pues la frondosidad de la cúpula vegetal impide el paso de la luz en determinados sitios. La humedad que aporta el río es el artífice de este milagro de verdor en un entorno algo seco. Pequeñas cascadas nos acompañaran durante el camino, incluso en algunos puntos del sendero, algunos caos de bloques cierran el camino, teniendo que sortearlos por encima de ellos, haciendo un poco más entretenida la excursión. En este tramo de río podemos encontrar algunas pozas aptas para el baño. Se trata de unas pozas frecuentadas por truchas y cangrejos, según los pescadores del lugar.
Tramo del sendero

Aqui se aprecia la frondosidad de este paraje

La pequeña selva
Sorteando un caos de bloques que interrumpen el camino.
Seguimos caminando y empezamos a descubrir lo bonito del sendero: Escaleras para arriba y para abajo, pasarelas, cadenas ancladas a la pared, largos tramos de pasarelas levadizas que nos permiten pasar sobre el río cuando este se hace bravo e inaccesible, caos de bloques, camino cerrado por la vegetación, etc.Toda una aventura para los más pequeños







Un poco más adelante nos encontramos con un lugar mágico y misterioso, un pequeño pasadizo ente bloques de piedra que nos deja tras un corto tramo en la otra cara de la roca. Este canal constituía un antiguo cauce de otro molino cuyas ruinas nos encontraremos semi-oculta por la vegetación a escasos metros.
El misterioso pasadizo. Antiguo cauce que abastecía de agua a otro molino.
A partir de aquí el cañón empieza a abrirse y el sendero transcurre por una praderilla jalonada de fresnos, la impresión es de salir de la selva. Pasamos junto a un puente que no cruzamos, nosotros continuamos de frente. Ahora el camino es más ancho y sin acrobacias, convirtiéndose en una pista rodada adornada a ambos lados por campos de labor. Estamos en la campa de las Tres Cruces. Para poder continuar por el buen camino, tomaremos en todos los cruces de pistas el que nos queda a la izquierda.
Puente que cruza el río, pero que no cruzamos
 Ya podemos ver el horizonte distinguiendo alguna cueva en los cantiles. Pasaremos pegados a una arruinada y abandonada ermita antes de llegar a Pajares de Pedraza. Continuaremos por esta pista presagiando ya la cercanía del pueblo, que nos lo encontramos bajo la anaranjada peña del Tuero.
Cueva en los cantiles en la Campa de las Tres Cruces

Ermita abandonada

Puente derruido antes de llegar a Pajares de Pedraza

A la entrada de Pajares

En el centro del pueblo descansando

Ermita de Pajares de Pedraza
Para acabar con esta bonita y entretenida excursión tendremos que volver por el mismo camino, a no ser que se disponga de un coche de apoyo que nos recoja.
Como traca final para este estupendo día, después de comer y descansar un rato, dedicamos la tarde a visitar la Villa de Pedraza.

PEDRAZA 
Vistas de la villa amurallada de Pedraza. Fuente: wikipedia (Jsanchezes)

Es una localidad y municipio de la provincia de Segovia, situada a 37 kilómetros al nordeste de Segovia capital. Se trata de una villa medieval amurallada, cuya cuidada rehabilitación motivó su declaración como Conjunto Histórico en 1951.

ALGUNAS IMÁGENES DE PEDRAZA












Esta ruta descrita es muy recomendada por la variedad paisajistica de la misma, pudiendose realizar en un solo día la excursión y la visita al la Villa de Pedraza.


0 comentarios:

Publicar un comentario