Recomendar este blog en Google

Ruta por la senda de Quebrantaherraduras


La leyenda del Cancho de los Muertos es una de las más conocidas de la zona de la Pedriza. Esta historia se basa en el testimonio del pastor de la zona Ambrosio ESteban, registrada primero por Ricardo Laforest en la revista "Peñalara" y, poco después, por Constancio Bernanldo de Quirós en su obra "La Pedriza del Real Manzanares" (1921).
Según dicha version, la banda de salteadores "Los Peseteros", secuestró a la hija de una adinerada

SENDA QUEBRANTAHERRADURAS
 CON CIRCULAR AL
 CANCHO DE LOS MUERTOS

PARQUE REGIONAL DE LA CUENCA ALTA DEL MANZANARES 
MANZANARES EL REAL (Madrid)
El Cancho de Los Muertos

La leyenda del Cancho de los Muertos es una de las más conocidas de la zona de la Pedriza. Esta historia se basa en el testimonio del pastor de la zona Ambrosio ESteban, registrada primero por Ricardo Laforest en la revista "Peñalara" y, poco después, por Constancio Bernanldo de Quirós en su obra "La Pedriza del Real Manzanares" (1921).
Según dicha version, la banda de salteadores "Los Peseteros", secuestró a la hija de una adinerada familia de Madrid, de la que, según algunas versiones, estaba locamente enamorada de su líder, el Barrasa, y la llevó a la Pedriza, zona que frecuentaba la banda. Un día, el jefe de los bandoleros se tubo que ausentar un tiempo para ir a Madrid "por motivos de trabajo" y dejó a la muchacha al cuidado de dos de sus lugartenientes. En su ausencia, los bandidos, acordaron abusar de ella y se la sortearon, pero la chica, al ver llegar al forajido, gritó pidiendo auxilio y otro bandido acudió en su auxilio dando muerte por estrangulamiento al primero de ellos. A su regreso, el Barrasa se enteró de lo ocurrido y, de acuerdo unánime con el resto de la banda, sentencó de muerte al homicida. Le ordenó primero cargar con el cadáver hasta el Cancho de los Muertos, o Riscos del Campo Santo, como también se conocía el emplazamiento en aquellos tiempos y, llegados al precicipio donde solían realizar estos ajustamientos, le ordenó arrojar el cuerpo y luego intentó ejecutar la sentencia empujándole al vacío, pero este se agarró en el último momento de su pierna  le arrastró con él, acabando los tres despeñados y muertos en el fondo del barranco, a los pies del berrocal..........

COMO LLEGAR

Saldremos de Getafe por la M-45 dirección A-6 (La Coruña). Esta, la A-6 la recorreremos hasta la altura de Collado Villalba, donde tomaremos la salida 39 hacia el Puerto de Navacerrada (M-601). En la segunda rotonda que nos encontremos, tomaremos la salida de la derecha y que tomaremos en todas las rotondas siguientes la dirección hacia Moralzarzal (M-608), hasta que empalmemos con la M-607 que se dirige hacia Manzanares el Real. Cuando lleguemos a Manzanares el Real, en la primera rotonda antes de entrar en la población hacemos un cambio de sentido y unos 200 metros más adelante cogeremos la calle Mataelpino que nos llevará hasta la entrada a la Pedriza. Dependiendo de la época del año y la hora estará o no abierta la valla de acceso a los parking de Canto Cochino.
Nosotros optamos en esta ocasión por dejar los vehículos en el parking que hay justo antes de la barrrera de acceso a Canto Cochino.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO
Zona de aparcamiento y comienzo de la senda
Nuestra excursión comienza a la derecha, y una vez pasada,  la caseta que regula el acceso a la Pedriza. El primer tramo discurre por la vaguada del arroyo de Quebrantaherradura, donde la vegetación leñosa, como en la mayor parte de la senda, está dominada por pinos resineros, pinos laricios y cipreses de Arizona, procedentes de repoblaciones realizadas en los años 50 y 60 del pasado siglo. Además, aparecen pies aislados de encinas y enebros de la miera, salpicados a los largo del camino. Matorrales como la jara pringosa aparecen en el sotobosque y dominan el paisaje en zonas desarboladas, formando jarales en los que se desarrollan especies aromáticas como el romero, el tomillo o el cantueso, que impregnan el ambiente con su fragancia.
Sendero pegado al arroyo de Quebrantaherrdura
Tramo por la carretera que se dirige hacia Canto Cochino
Tramo empinado del recorrido
Lugar por donde se cruza la carretera
Tras cruzar varias veces la carretera y algún fuerte repecho, la senda accede al collado de Quebrantaherraduras (1.081 metros), punto de inflexión del recorrido, pues a partir del mismo, la senda desciende hacia Canto Cochino. En este punto merece la pena detenerse y contemplar la extraordinaria vista que ofrece de la Pedriza. Además, en la senda que parte a la izquierda hacia las casiruelas, subiendo unas escaleras, a unos 50 metros hay instalado un panel de interpretación del paisaje, que nos permite conocer los topónimos más representativos de la zona. Después de reponer las fuerzas y deleitarse con las vistas que ofrece este punto, la senda se adentra de nuevo en el pinar, cruza la carretera y discurre junto al abrevadero de Peñarrebollo. En el sotobosque aparecen zarzas, rosales, bresos blancos y torviscos. Finalmente, la senda llega a los aparcamientos de Canto Cochino, desde donde iniciaremos la circular del Cancho de los Muertos, accediendo solamente hasta el "CALIZ" y regreso a Cancho Cochino.
Collado de Quebrantaherradura
Itinerario que se dirige hacia las Casiruelas, a 50 metros hay un panel de interpretación del paisaje
Tramo del sendero
Vistas de la Pedriza desde el collado de Quebrantaherraduras. Sobresale en la imagen el pico del Yelmo.
Abrevadero de Peñarebollo
Tramo del sendero antes de llegar a Canto Cochino
Praderas de Canto Cochino. Vistas de Peña Sirio y el Yelmo
Aquí, en Canto Cochino, hay unos barecillos donde poder comprar agua, bebidas, pan, etc..... Lo mejor de estos bares, que si tomas una consumisión, no te dicen nada si sacas tu viandas y te pones a recrear el estómago........uuuuuummmmmmmm, que rico el queso, la tortilla, el jamón, la empanadilla, etc, etc,. 
Comiendo en uno de los bares que hay en los parking de Canto Cochino
Después de comer, tomamos la pista asfaltada que se dirige hacia el río, abajo del todo, el sendero se adentra por la izquierda en el pinar gracias a un puente de madera que cruza el rio Manzanares, y que nos deja en la otra orilla..."Inicio de la autopista de la Pedriza"....
Una vez pasado el río y tras andar unos 100 metros, nos encontramos con un cruce de caminos, nosotros  tomaremos el sendero bien señalizado que arranca hacia nuestra izquierda, aquí tenemos unos carteles informativos que nos aconsejan y guiarán por esta parte de la Pedriza.
Puente que salva el río Manzanares
Cruce de caminos con paneles informativos de las distintas rutas a seguir. Nosotros aquí giramos a la izquirda
Inicio de la circular del Cancho de los Muertos
Nada más comenzar con este sendero, entre los huecos que nos dejan algunos árboles, conseguimos ver nuestro destino, El Cancho de los Muertos. En este tramo ya empezamos a ver algunos riscos con formas curiosas. Continuaremos nuestro caminar siguiendo las marcas blancas y amarillas que poco a poco nos dirigen hacia nuestro destino cogiendo cierta altura.
Algunas rocas con formas curiosas
Seguimos las marcas blancas y amarillas
Un descanso en la subida
Vistas de una zona de la Pedriza. A la izquierda la cuerda larga
Después de andar 1,5 kilómetros desde el parking y cuando el sendero empieza a llanear, nos encontraremos con una roca curiosa, y tendremos por nuestra izquierda las primeras vistas de la charca Verde. En este punto dejaremos el sendero principal y giraremos 90º a la derecha. Este senderito ascedente está muy poco marcado, pero siguiendo las señales evidentes, enseguida estamos en un colladito desde donde se puede apreciar por nuestra izquierda y a lo lejos el famoso "CÁLIZ". Ya solo nos queda dirigirnos por el mejor camino que encontremos  hacia el formación rocosa y en menos de 5 minutos nos encontraremos en su base.
Punto donde abandonamos el sendero principal y subimos hacia el Cáliz
Colladito desde donde se ve la formación rocosa denominada el Cáliz
El Cáliz
Una vez disfrutado del lugar, nos toca darnos la vuelta y volver por el mismo camino que hemos traido. La ruta sigue su curso para dar la vuelta al Cancho de los Muertos, pero en esta ocasión y dado el cansancio de los pequeños decidimos regresar por el mismo camino.
Una paradita para reponer fuerzas
Vuelta hacia los coches

Mientras los peques nos esperan en Canto Cochino, nosotros nos dirigimos hacia donde tenemos los vehículos y en media hora escasa estamos de vuelta recogiendo a los aventureros.


CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Distancia: 7,5 kilómetros (ida y vuelta)
Duración: 6 horas
Desnivel acumulado: 315 metros
Dificultad: Medial. Ruta recomendada para toda la familia. Aconsejable niños acostumbrados a caminar por la montaña
Puntos de agua potable: Hay un par de bares en Canto Cochino donde poder comprar agua
Precauciones: No salirse de los senderos marcados, llevar agua en la mochila, llevar unos prismáticos. Utilizar calzado adecuado y llevar siempre un poco de rota de abrigo (gorro, sudadera, etc....). Es una zona donde las temperaturas pueden bajar considerablemente, incluso en verano.
Cartografía: IGN Cercedilla hoja 508 (18-20) 1:50000


2 comentarios:

  1. Interesante recorrido y embriagador paisaje. Gracias por darlo a conocer.
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Franeto. Es un placer escribir recorridos para que todos vosotros lo podáis disfrutar. Un saludo y mil gracias por tus halagos.

    ResponderEliminar