Recomendar este blog en Google

Ruta hasta el mirador de Valhondo y espeleología en la cueva del Barro

Las inmediaciones del Río Duero a su paso por la ciudad de Soria, ha sido una tradicional área de expansión para los sorianos que en los últimos años se ha visto reforzada con la adecuación y mejora de varios kilómetros de sus márgenes y orillas tanto aguas arriba como abajo. Allí encontramos
lugares tan emblemáticos como los Arcos de San Juan de Duero, San Saturio, San Polo, El Soto Playa, la sierra Santa Ana o parajes más lejanos como la Sequilla, Valhondo o Valdebecerro,

EL MIRADOR DE VALHONDO (PR-SO-113)
Y
ESPELEOLOGÍA EN LA CUEVA DEL BARRO

LOS RÁBANOS (Soria)
Vistas del río Duero desde el mirador de Valhondo
Las inmediaciones del Río Duero a su paso por la ciudad de Soria, ha sido una tradicional área de expansión para los sorianos que en los últimos años se ha visto reforzada con la adecuación y mejora de varios kilómetros de sus márgenes y orillas tanto aguas arriba como abajo. Allí encontramos
lugares tan emblemáticos como los Arcos de San Juan de Duero, San Saturio, San Polo, El Soto Playa, la sierra Santa Ana o parajes más lejanos como la Sequilla, Valhondo o Valdebecerro, aguasabajo camino de Los Rábanos. Todos estos lugares permanecen fuertemente arraigados en la cultura popular y, algunos de ellos, además son el fondo escénico principal de obras de la literatura clásica soriana, como "Santero de San Saturio", escrita en 1953 por el ilustre narrador, historiador y crítico de Arte soriano, Juan Antonio Gaya Nuño.
El Duero, en su conocida "Curva de Ballesta" en torno a la ciudad de Soria, es el eje sobre el que giran estos paseos, aunque hacia el Norte y el Sur se amplían notablemente las posibilidades de disfrutar junto a sus aguas. Este joven río, a pocos kilómetros de su nacimiento, es la esencia sobre la que se asienta las explicaciones sobre la geología, ecología, flora y fauna que te mostramos a lo largo de los recorridos. A través de estos itinerarios señalizados te invitamos a descubrir los paisajes que inspiraron a célebres escritores como Machado, Bécquer o Gerardo Diego y que, por supuesto, también han sentido sorianos de antaño y hogaño.
Pero además, una extensa red de senderos y caminos han sido habilitados en los últimos años aprovechando la mejora y acondicionamiento de sus márgenes. El Duero, ahora, es un foco de atracción especial por cuyas orillas o cerros próximos transitan los amantes de la naturaleza y el senderismo o todo aquel que valora un grato paseo al amparo de la rica naturaleza de sus riberas.

COMO LLEGAR
Vista panorámica de Los Rábanos. Foto propiedad de Ayuntamiento de Los Rábanos

Aguas abajo del Duero, a pocos kilómetros de Soria, tras discurrir por nuestros particulares "arribes", nos topamos con Los Rábanos, la huerta de la capital. Un camino turístico, recientemente habilitado desde Soria hasta esta pequeña localidad, nos hará disfrutar de la primera puesta de largo del Duero como río grande.

DONDE DORMIR Y COMER EN LOS RÁBANOS

Los Rábanos, Soria. Foto propiedad de guiadesoria

En esta ocasión, y dado que nos gusta mover el coche, nosotros vamos y venimos en el mismo día, pero de todas las formas, dejamos algunos enlaces a los distintos lugares donde poder dormir y degustar los deliciosos manjares de esta parte de Soria.



DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano del recorrido. Fuente Wikiloc
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Lineal
Distancia: 6 kilómetros (ida y vuelta)
Duración: 4 hora y media contando paradas y visita a la cueva del Barro
Desnivel: 132 metros
Dificultad: Fácil-Moderada (por la visita a la cueva del Barro)
Época recomendable: Cualquiera
Puntos de agua potable: No hay puntos de abastecimiento de agua en todo el recorrido.
Sugerencias: Utilizar calzado y ropa adecuada dependiendo de la época elegida. No olvidarse de una cámara de fotos y unos prismáticos. Llevar agua y algo de comida energética en una pequeña mochila. Si se va a entrar a la cueva, (nosotros desaconsejamos esta actividad si no se tienen los conocimientos necesarios en espeleología), el equipo básico de espeleología y llevar el equipo necesario para afrontar pequeñas verticales
Cartografía: IGN Soria hoja 350-III E: 1:25000
Enlaces de interés: Track y mucha más información en Wikiloc
                                   Descargate el track para GPS (archivo GPX)

Desde Los Rábanos, por la carretera N-111 en dirección a Soria, sobre el kilómetro 221,100, parte a mano derecha, frente a una gasolinera y a la altura de unas naves, una pista en buenas condiciones que baja en dirección al río Duero. Esta pista a los 150 metros se divide en dos. Nosotros tomamos la que sale hacia la izquierda y que tras 100 metros vuelve a dividirse. A la izquierda nos encontramos con una puerta que da acceso a una cantera. Y la pista de la derecha, enseguida se hace impracticable para vehículos que no sean todo terreno. Así que en el cruce, dejamos nuestro vehículo sin obstaculizar la entrada a la cantera.

Punto donde dejamos nuestro vehículo, junto a la puerta trasera de una cantera. No obstaculizar el paso.
Nuestra ruta continúa descendiendo por la pista que queda a la derecha, que tras 100 metros, nos deja de nuevo en un cruce de caminos, nosotros continuaremos de frente, entrando en el GR-14 "Senda del Duero". Esta senda nos deja sin ningún tipo de perdida, y tras andar 600 metros, en las casas de Valhondo. Este tramo de camino es siempre descendente, y antes de llegar a las derruidas casas, dejaremos pasar la desviación del GR, que nos sale a la izquierda.

Avanzamos por un tramo del GR 14
Tramo del camino
Llegando a las ruinas de las casas de Valhondo
Las casas de Valhondo
Cuando lleguemos a las casas de Valhondo, la bordeamos por la izquierda, y así enlazamos con otro cruce de caminos. Nosotros, en este punto, torcemos a la derecha, tomando dirección hacia el mirador de Valondo.

En el cruce, cogemos hacia la derecha
Detalle de la cartelería
Seguiremos caminando por una senda que discurre pegada al arroyo de Valhondo, y que nos deja a orilla del embalse. Ahora giramos a la izquierda, siempre siguiendo las marcas blancas y amarillas del SL, y sin ninguna pérdida, llegamos al mirador de Valhondo, un mirador natural a orillas del Duero, donde es posible contemplar su sinuoso trazado inmerso en un profundo barranco calizo.






El mirador de Valhondo
¡¡ ATENCIÓN !!

A PARTIR DE AHORA, EL SENDERO SE VUELVE UN POCO DELICADO Y PELIGROSO, YA QUE TRANSCURRE EN SU GRAN PARTE MUY PEGADOS A LOS CORTADOS, DONDE LA PROBABILIDAD DE PRODUCIRSE UN ACCIDENTE ES ALTA.

DESACONSEJAMOS IR CON NIÑOS NO ACOSTUMBRADOS A ESTOS AMBIENTES

ES MUY ARRIESGADO 

Tras disfrutar del paisaje, volvemos sobre nuestros pasos hasta la orilla del río. Ahora tomamos el sendero de la derecha, que sube por encima de los cortados y que continúa muy próximo a su borde. Nosotros siempre tomaremos el sendero que quedas más a la izquierda, el que transita lo más pegado a los cortados. Tras pasar junto a dos entrantes de la pared, se baja por un tercero hasta la base del cortado, la bajada es delicada, cuidado y mucha precaución. Ahora continuamos hacia la derecha unos 30 metros, para volver a subir por el siguiente entrante, unos 20 metros, hasta la boca de entrada a la cueva del Barro.







En la boca de la cueva del Barro
Antes de aventurarnos en este mágico mundo subterráneo, nos paramos a descansar, comer algo, cambiarnos de ropa y repasar los pasos más complicados de la cueva.......






¡¡ ATENCION !!

DESACONSEJAMOS 100% ENTRAR A ESTAS CAVIDADES SIN LOS CONOCIMIENTOS NECESARIOS EN ESPELEOLOGÍA.

NOSOTROS NOS AVENTURAMOS PORQUE SOMOS GRANDES CONOCEDORES DEL MEDIO SUBTERRÁNEO, PERO REITERAMOS, QUE ES UNA ACTIVIDAD MUY PELIGROSA SIN LOS CONOCIMIENTOS NECESARIOS.

Esta cavidad, que cuenta con siete entradas, presenta un recorrido fundamentalmente horizontal y un trazado sinuoso, desarrollándose en dirección sureste. Entrando por la boca principal se llega a dos amplias salas y sucesivas salas, separadas por un arco semicircular. Tras ellas hay una bifurcación de galerías; a la derecha se sigue por la principal, por la izquierda se llega a las restantes bocas de entrada a través de una pequeña red de galerías, y por último subiendo una chimenea se llega a la Galería de los Nichos.........

ALGUNAS FOTILLOS DE LA VISITA A LA CAVIDAD

Topografía de la Cueva del Barro
Entrada a la cueva
Pasillo que da acceso a la entrada 2


Sala
En algún lugar de la cavidad
Bajando un resalte.... El solo
Subiendo de algún lugar lejano
A la salida de la cavidad

Tras la visita, nos queda volver al coche. Ahora nos toca subir todo lo bajado, pero con buena letra todo se consigue......




Un descanso para tomar agua y una barrita energética, antes de continuar
En este punto enlaza el GR
Después de disfrutar de la naturaleza, volvemos al vehículo, y donde damos por concluida esta magnífica aventura.

Los intrépidos aventureros

0 comentarios:

Publicar un comentario