Recomendar este blog en Google

Ruta por el Soto de Bayona y Barranco de Picote

El Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama, más conocido como Parque Regional del Sureste, fue declarado espacio natural protegido por la Comunidad de Madrid en 1994. Tiene una superficie de 31552 ha, que se extiende de norte a sur a lo largo del río Jarama, en el sureste de la Comunidad.
Un breve recorrido por el territorio de este espacio natural permite inmediatamente destacar dos
SOTO DE BAYONA - BARRANCO DE PICOTE
POR LOS CORTADOS DE TITULCIA

PARQUE REGIONAL DEL SURESTE
TITULCIA (Madrid)

El Soto de Bayona. Al fondo el río Jarama
El Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama, más conocido como Parque Regional del Sureste, fue declarado espacio natural protegido por la Comunidad de Madrid en 1994. Tiene una superficie de 31552 ha, que se extiende de norte a sur a lo largo del río Jarama, en el sureste de la Comunidad.
Un breve recorrido por el territorio de este espacio natural permite inmediatamente destacar dos elementos clave de su realidad física: los ríos y el relieve.
Desde el puente del ferrocarril en San Fernando de Henares hasta el puente Largo de Aranjuez, el río Jarama discurre sinuoso de norte a sur por un ancho y fértil valle en forma de U abierta, recibiendo a sus principales afluentes, Henares, Manzanares y  Tajuña, flanquedo por numerosos cortados, en bellos desplomes, o en cuestas de pronunciadas pendientes. Un valle que es el resultado de procesos tectónicos y erosivos ocurridos en los últimos millones de años, y lo han configurado tal y como hoy lo conocemos.
Uno de los factores que ha influido en el modelado del relieve es otro elemento diferenciador de este espacio, la existencia de suelos de yesos y margas yesíferas. En estos yesos, tan excepcionales como frágiles, se encuentra una flora muy singular: Jabuna, sisallo, hierba de las pecas, araspique o chucarro, de porte arbustivo y escasa densidad, que coexisten en el Parque con manifestaciones de auténtico monte mediterráneo: coscojares y pinares de carrasco, con encina y quijogo.
La fauna por su parte, también es variada, en clara correspondencia con la diversidad de hábitats existentes, terrestres y acuícolas. Los páramos son lugares idóneos para la existencia de aves esteparias como avutardas, sisones y alcaravanes. En los cortados, anidan halcones peregrinos, buhos reales, chovas piquirrojas y, en sus cercanías, milanos negros.

COMO LLEGAR

El nombre actual del pueblo "Titulcia", es moderno; se remonta a un decreto de Fernando VII en 1814 que dio crédito a la creencia general de que aquí se situaba la Titulcia citada en los itinerarios romanos. Su nombre tradicional, desde los tiempos de la repoblación cristiana, en el siglo XII, hasta comienzos del siglo XIX, fue "Bayona de Tajuña".


El Jarama a su paso por la localidad.
Titulcia. Foto propiedad de Digigalos. Extraida de Wikipedia

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Detalle del recorrido. Fuente Sigpac
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Circular
Distancia: 5 kilómetros
Duración: 3 horas contando paradas
Desnivel: 60 metros
Dificultad: Baja
Época recomendable: Cualquiera, menos verano
Puntos de agua potable: No hay
Sugerencias: Utilizar ropa y calzado adecuados al terreno y a la época en la que se visite. Llevar unos prismáticos, hay gran cantidad de aves que observar. Llevar agua y algo de comida en una pequeña mochila. Usar protección solar en los meses de más calor.
Cartografía: IGN Valdemoro hoja 582-4 E:1:25000
Enlaces de interés: El Parque Regional del Sureste

Este recorrido es tan fácil como sorprendente, de poco más de 5 kilómetros y 60 metros de desnivel que trasciende en gran parte por la parte baja de los cortados de Titulcia.
Comenzamos la excursión  en la avenida del Jarama, 20 (Titulcia), donde después de pasar por varias tiendas y talleres de coches, por la izquierda, nos encontraremos el parking desde el que comienza la senda. Nosotros en primer lugar aparcamos aquí, pero nos pareció que solamente estaba habilitado para personas discapacitadas, así que lo sacamos a la avenida.


La última de las naves de la avenida del Jarama es una empresa llamada Exotarium. Desde aquí tomaremos el camino que discurre debajo y paralelo a los cortados, en dirección nordeste, dejando Titulcia a nuestra espalda.
Parking al comienzo de la senda  del Soto de Bayona. Creemos que solo para personas discapacitadas
Cartel que indica el comienzo de la ruta
Empezamos bajo los cantiles dejando Titulcia a nuestra espalda
Así poco a poco vamos atravesando el Soto de Bayona, teniendo a nuestra izquierda siempre el maltrecho Jarama, y a la derecha los cantiles yesíferos que sostienen parte de Titulcia. En este tramo de sendero, y en la base de los cortados, nos encontramos con un bonito Tarayal; árboles o arbustos del género Tamarix. En esta comarca nos podemos encontrar tres tarayales distintos. Igualmente, en todo el Soto de Bayona nos sorprenderá la gran cantidad de álamos blancos que nos encontraremos.

A la derecha podemos observar el Tarayal
El Soto de Bayona
Continuando el sendero, enseguida llegamos a un cruce de caminos. El camino de la derecha, nos asciende a un espectacular mirador, que visitaremos a la vuelta. El sendero de la izquierda, es el tramo habilitado para personas con discapacidad; será el camino que tomaremos de regreso a nuestros vehículos. Nosotros continuaremos de frente.
Al poco de pasar el cruce, por la izquierda se nos abre una ventana que nos asoma al río Jarama, dejando un buen sabor de boca las imágenes que veremos. Si nos acercamos con cautela y en silencio podremos observar gran cantidad de aves acuáticas.

Aqui a la izquierda podremos ver un tramo del río Jarama en todo su esplendor
Vistas desde la ventana que da al Jarama
En menos de un kilómetro, el espacio entre los cortados y el río se estrecha y el camino se transforma en una senda tapizada de cantos rodados. Después de caminar unos metros por el sendero, que ahora transcurre pegados al río, nos adentramos en otro tarayal, en el que habremos de apartar las ramas para poder pasar. En este tramo veremos sáucos, rosales silvestres y majuelos.
Llega un momento en que la senda gira a la derecha alejándose de nuevo del río, para subir diagonalmente por la ladera. A medida que subimos tendremos unas hermosas vistas del río y los cortados. Llegamos a la entrada de un barranco, "el barranco de Picote", (a la vuelta saldremos por el), con una inscripción en su entrada que dice prohibido el paso. Lo bordeamos por la izquierda y comenzamos  a subir por la ladera, siempre con tendencia a la derecha. hasta que coronemos los cortados. En este tramo veremos un montón de cuevas y trincheras de la guerra civil. Seguimos remontando, cruzamos un sembrado y llegamos a la Cañada Real.




Aqui finaliza el barranco de Picote. Luego saldremos en este punto






Una vez en la Cañada Real, sin pasar la alambrada, giramos a la derecha y descendemos por el barranco de Picote. Es un barranco con las paredes blancas con sabor a bicarbonato, a medida que bajamos, se va estrechando. Es un tramo que sorprende por su belleza.

Sin cruzar la alambrada, giramos a la derecha y descendemos el barranco que se nos abre a la derecha





Tras el recorrido por el barranco, llegamos al punto donde comenzamos a ascender por la ladera. Saliendo del barranco giramos a la izquierda, desandando el camino, hasta el cruce de caminos.




Cuando lleguemos al cruce de caminos, antes de subir a disfrutar de las vistas que nos depara el mirador, seguimos de frente unos metros hasta las mesas con bancos que hay  bajo los álamos, para degustar nuestros estupendos bocatas; y los mas jóvenes podrán descansar en los columpios que hay en la zona.




Con el estómago lleno, retrocedemos hasta el cruce, giramos a la derecha, y empezamos a subir por una senda escalonada que nos lleva a un mirador natural desde el que tendremos hermosas vistas.

Escaleras que nos llevan al mirador
Magníficas vistas del río Jarama y de los cortados desde el mirador
Después de disfrutar del paisaje, descendemos por el mismo camino hasta llegar de nuevo al cruce de caminos. Ahora seguiremos de frente, por la senda habilitada a personas con discapacidad, y que va junto al río. Ya solo nos queda recorrer los 700 metros de senda hasta llegar a nuestros vehículos.


Observatorio. Aquí se observarán un moton de aves acuáticas





Los excursionistas


4 comentarios:

  1. Hola Cesar, efectivamente, es una ruta que sorprende, y aquí al lado de casa.
    Un saludo y muchas gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cesar, efectivamente, es una ruta que sorprende, y aquí al lado de casa.
    Un saludo y muchas gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar