Recomendar este blog en Google

Ruta por el bosque encantado de Villabascones

Los hayedos son las formaciones boscosas instaladas en la peninsula ibérica más recientemente. Representan a los bosques ibéricos del clima templado y húmedo del período subatlántico procedentes del Cáucaso y Asia Menor, extendidos por el occidente de Europa hace unos tres mil años. El haya (Fagus sulvatica) alcnaza fácilmente 30 metros de altura.
Es un árbol con una gran resistencia al frío y la humedad, llegando a soportar temperaturas invernales


EL BOSQUE ENCANTADO DE VILLABASCONES
SENDA SALTO DE LAS PISAS

VILLABASCONES (Burgos)
El Hayedo de Las Pisas. Un bosque umbrío y encantado
Los hayedos son las formaciones boscosas instaladas en la peninsula ibérica más recientemente. Representan a los bosques ibéricos del clima templado y húmedo del período subatlántico procedentes del Cáucaso y Asia Menor, extendidos por el occidente de Europa hace unos tres mil años. El haya (Fagus sulvatica) alcnaza fácilmente 30 metros de altura.
Es un árbol con una gran resistencia al frío y la humedad, llegando a soportar temperaturas invernales de 30 grados bajo cero. las hojas son abundantes y se encargan de regular la transpiración del bosque y la temperatura del interior del hayedo por medio de una pilosidad blanca y sedosa situada en el borde de la hoja. Una propiedad curiosa de las hojas la capacidad de inclinarse o cambiar de posición, dependiendo de la iluminación exterior, para mantenerse siempre perpendicular a los rayos del sol, encerrando a los hayedos en una particular y encantadora umbría vegetal. En el ramaje exterior las hojas son más gruesas y se disponen perfectamente perpendiculares a la influencia solar, dejando escapar un 2 por ciento de las radiaciones solares que llegan a la cubierta vegetal del bosque. La luminiscencia que consigue atravesar la primera capa choca con una banda de hojas casi transparentes y cubiertas de finas pilosidades, situadas en el sector central del ramaje, que se encargan de cerrar el paso definitivamente a cualquier intento de iluminación directa del sol. Los hayedos frondosos y cerrados aprovechan el radical sistema de regulación de la luz solar para organizar sus propios ambientes, condicionados por el color de las hojas en las diferentes estaciones del año. En otoño la juerga de colores es completa, apareciendo sugerentes ambientes hasta que llega el invierno y la desnudez de las ramas permite a los rayos del sol llegar al sotobosque para colaborar en el proceso de descomposición del Humus vegetal.

COMO LLEGAR

El Municipio de Soncillo se encuentra situado al noroeste de Burgos, en la comarca de las Merindades y partido judicial de Villarcayo. Su término está atravesado por los arroyos Torriente y Gándara (con su tributario arroyo Rinco), afluentes del río Nela por su margen derecha y por dos ríos Trifón y Naa, que vierten sus aguas al río Ebro.


DONDE DORMIR
Albergue del grupo de espeleología Merindades. Antiguamente era una estación del trazado Santander-Mediterráneo

Nosotros para dormir, siempre que estamos por esta zona, elegimos el albergue de la antigua estación de Valdeporres, gestionado y llevado por el grupo de espeleología Merindades, que se encuentra en el pueblo de Santelices, a 8 kilómetros de Soncillo.
El sitio y el trato es inmejorable, además de económico. También cuenta con una zona habilitada donde se puede cocinar, disponiendo de nevera, fregadero, lavadora, microondas, vajilla, cubiertos, etc......
Hemos de comentar, que por toda la Merindad hay un sinfín de buenos, bonitos y baratos sitios donde alojarse e inigualables lugares para comer. A continuación dejo unos enlaces.

ALBERGUE GRUPO ESPELEOLOGÍA MERINDADES
PARA RESERVAR Y PEDIR INFORMACIÓN
Preguntar por Chuchi Tlf.: 667 43 426
espemerindades@gmail.com



DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO
Mapa del recorrido. Plano extraido de Sigpac
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS 

Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Distancia: 5 kilómetros
Duración: 2 horas contando paradas
Desnivel acumulado:
Dificultad: Muy baja. Apta para toda la familia
Puntos de agua potable: En el pueblo de Villabascones
Precauciones: Tener especial cuidado en los meses de deshielo y tras grandes lluvias. Llevar algo de agua y comida en la mochila.
Cartografía: IGN Villarcayo hoja 109 (19-07) E: 1:50.000


Hacia la mitad del pueblo de Soncillo, una carreterilla nos conduce hacia San Cibrian y Villabascones de Bezana. Tras recorrer 2,4 kilómetros por esta carreterilla llegamos a San Cibrian y 2 kilómetros más adelante llegamos a nuestro destino, Villabascones de Bezana. Lo mejor y más prudente es dejar el coche en el aparcamiento habilitado justo antes de entrar al pueblo, ya que en el núcleo urbano hay poca posibilidad de aparcar.
Hacia la mitad de Soncillo, este cartel nos indica la dirección a seguir
Lugar donde nosotros dejamos los vehículos
Una vez dejado el vehículo, descendemos por la carretera hasta el pueblo de Villabacones. Cuando lleguemos nos encontraremos con una buena fuente. A su lado está la ermita de Santa Agueda y justo a su izquierda comienza la ruta.
Llegando al núcleo urbano de Villabascones
Fuente y ermita de Santa Agueda. Por su izquierda comienza la ruta
Poco a poco nos introducimos en la espesura del hayedo,en poco tiempo nos encontramos con una primera cascada que nos ofrece el arroyo Canales al precipitarse al vacío en pequeños escalones. En este punto tendremos que cruzar el río por unas piedras, ya que éste atraviesa el camino por el que vamos.
Indicaciones de la ruta tras la ermita
Introduciéndonos en el hayedo

Cascada en el arroyo Canales. Tras recorrer un tramo de 1 kilómetros aproximadamente, el camino se divide y tenemos la posibilidad de ir por un sendero más estrecho junto al río si cogemos el de la derecha. Este tramo está deshabilitado y resulta un poco incomodo, ya que hay que salvar árboles caidos y algún que otro peñasco. Nosotros nos decidimos por el camino principal.





El camino principal gira a la izquierda, este tramo va subiendo poco a poco siguiendo las indicaciones del GR 86. En este trozo del recorrido, y tras una fuerte subida, nos encontramos con un cruce de caminos. Aqui nosotros tomaremos a la derecha, que tras una fuerte bajada en zigzag nos acercará paulatinamente al cauce del río Gándara, que es el que crea el precioso salto que nos aguarda al final de nuestro recorrido.
Cruce de caminos
La fuerte bajada que nos acerca al río Gándara
El río Gándara tras la bajada
Continuamos el sendero y nos  encontramos con un puente de madera para pasar al otro lado del río que nos llevará ya hasta la cascada del Salto de las Pisas. Ya solo nos queda disfrutar de lo que nos ofrece la naturaleza en esta parte del río.
Puente que cruza el río Gándara y que nos acerca al salto de las Pisas
Tramo del sendero tras cruzar el puente
El Salto de las Pisas
Tras contemplar este espectacular lugar, ya solo nos queda darnos la vuelta y desandar lo caminado, hasta que lleguemos de nuevo a nuestro vehículo. Dejo algunas fotillos del regreso, donde se ve lo mágico de algunos rincones de este magnífico hayedo.







OTROS LUGARES PARA VISITAR POR LA ZONA

ORBANEJA DEL CASTILLO

Cascadas en Orbaneja del Castillo


COVANERA Y EL POZO AZUL

El pozo Azul

0 comentarios:

Publicar un comentario