Recomendar este blog en Google

Ruta hasta el cargadero de Dícido



El vestigio minero si no más importante, más evidente del pasado minero de Castro Urdiales está situado en Mioño. Es el último superviviente de al menos siete cargaderos que existieron en la costa del municipio del tipo "cantilever", palabra inglesa que significa voladizo. Esta denominación se debe a que los cargaderos construidos hasta ese momento estaban apoyados sobre pilotes metálicos, mientras que los "cantilever" se construyeron a modo de una gran viga volada sobre el mar.

DE MIOÑO AL CARGADERO DE DÍCIDO
RUTA POR EL CAMINO DEL CAUCE DEL RÍO CABRERA



El vestigio minero si no más importante, más evidente del pasado minero de Castro Urdiales está situado en Mioño. Es el último superviviente de al menos siete cargaderos que existieron en la costa del municipio del tipo "cantilever", palabra inglesa que significa voladizo. Esta denominación se debe a que los cargaderos construidos hasta ese momento estaban apoyados sobre pilotes metálicos, mientras que los "cantilever" se construyeron a modo de una gran viga volada sobre el mar.

De esta manera los barcos podían cargarse en zonas de mayor calado y la estructura del cargadero estaba a salvo de los temporales y de la acción corrosiva del agua del mar.
El cargadero inicial, que no corresponde con el existente en la actualidad, fue construido en el año de 1896, para sustituir un cargadero sobre pilotes arrasado en el año 1894. El proyecto fue realizado por T.Seyrig, un colaborador de Eiffel y la construcción la llevó a cabo la compañía belga J.L. Lecocq, la misma que realizó el cargadero de Saltacaballo.


 Este cargadero tenía dos pisos para la circulación de vagones, con doble vía cada uno. Cada piso terminaba en una tolva, superpuesta una con la otra de manera que alimentaban a la misma vertedera. Se podían cargar 200 tn por hora con este sistema. El el año 1929 se instala una cinta tipo Robins para el transporte del mineral.
El 23 de agosto de 1937 el cargadero es dinamintado por las tropas republicanas en su retirada, quedando en pie únicamente el pilar de mampostería central.

Inmediatamente se encarga la construcción de un nuevo cargadero a las compañías Basconia y Cortazar Hnos, según un proyecto de la oficina técnica de Altos Hornos, dueña de la explotación de Dícido en aquel tiempo. El cargadero reconstruido mantuvo las características del anterior, aunque con varias diferencias: solo tenía una plataforma para una cinta transportadora, situada a la altura del 2º piso del cargadero anterior, por lo que hubo que recrecer la pila central hasta dicha altura. Por la misma razón, la estructura necesaria era más ligera, disminuyendo el número de montantes y diagonales respecto al cargadero anterior. Se termino en junio de 1938 y se inauguró el 14 de julio.
En el año 1996 es declarado Bien de Interés Cultural, y aún hoy sigue a la espera de una merecida rehabilitación.
Fuentes: "La Ilustración de Castro";"La Cuenca Minera Vizcaína";http://www.muchocastro.com, http://mineriacastrourdiales.blogspot.com

COMO LLEGAR

Saldremos de Madrid por la A-1 dirección Burgos. Una vez que estemos en Burgos tomaremos la circunvalación BU-11 siguiendo siempre las indicaciones dirección a Santander N-627. Cuando estemos en esta carretera, la seguiremos hasta que pasemos Sotopalacios. Una vez pasado este pueblo, nos desviaremos a la derecha por la CL-629 que toma dirección Villarcayo. Tendremos que llegar por la CL-629 hasta Villarcayo, lo atravesaremos y continuaremos por la CL-629. Esta carretera la recorreremos tomando como referencia la dirección Santander/Bilbao/Laredo. Llega un momento en que la carretera se divide hacia la izquierda nos llevaría a Laredo, nosotros nos iremos a la derecha por la C-6318 dirección Bilbao. Esta carretera la seguiremos hasta que nos desviemos por la BI-3621 dirección Güeñes/Aranguren. Desde aqui tomaremos dirección a Güeñes, luego al barrio de Txabarri y un kilómetro más adelante llegaremos a San Pedro de Gáldames. Desde Gáldames nos dirigiremos hacia Muskiz desde donde tendremos que coger la autovía del Cantabrico dirección Santander hasta que nos encontremos el cartel de Mioño. Una vez entrado en Mioño nos dirigiremos hacia la playa de Dìcido. A los pocos metros de coger esta carretera un aparcamiento a la derecha nos sirve para dejar el vehículo.

DONDE DORMIR

   Para esta ocasión hemos decidido dormir en el camping de Castro Urdiales. Para llegar al camping, desde Mioño, tendremos que dirigirnos por la autovía hacia Santander, saliéndonos por el segundo acceso a Castro Urdiales. El camping se encuentra en lo alto de un cerro cercano. Este camping tiene todas las comodidades necesarias para estar con niños pequeños. El lugar dispone de Bungalows, zonas para poner las tiendas y parcelas para dejar tu carabana o furgoneta adaptada.


Posibilidades dentro del camping de Castro Urdiales

TODA LA INFORMACIÓN NECESARIA AQUÍ

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Esta pequeña ruta la podemos compaginar con otras que ofrece esta parte del territorio cantabro. Una vez dejado el vehículo en el parking, y justo a su comienzo del mismo un cartel nos indica la ruta a seguir.
Desde el aparcamiento atravesaremos el río Cabrera por un pequeño puente que nos deposita en una estupenda área recreativa. Esta área la recorreremos hasta su final, donde a cada pocos pasos nos encontramos con carteles indicandonos momentos de la mitología Cantabra.
Inicio de la ruta
Aparcamiento y comienzo del itinerario
Puente que cruza el río Cabrera
Tramo del área recreativa
Cartel con mitología de Cantabria. El trastolillo y el Ojáncano
Una vez atravesada el área, el sendero continúa pegado al río, y siempre acompañados por majestuosos áboles y el verdor característico del norte. A su final una curva pronunciada a la iquierda nos deja en otro tramo que circula entre casas de labranza hasta que un estrecho callejón se nos presenta por nuestra derecha.
Tramo del recorrido
Tramo del recorrido
El callejón
Tras atravesar el estrecho pasaje, una rampa bastane empinada nos deja en la playa de Dícido. Desde la playa giraremos a la izquierda, cruzaremos un pequeño puente que salva el río y continuaremos de frente hasta que nos encontremos con unas abandonadas y bonitas casas de indianos. En este punto giramos a la derecha pasando junto a la cueva ermita de la Virgen de Mioño.
Playa de Dícido. Vista desde la carretera que se dirige hacia Saltacaballo, donde en otra época existíó otro cargadero
Puente que salva el río Cabrera en la playa de Dícido
Casas de Indidanos
Virgen de Mioño. Cuenta la leyenda transmitida de padres a hijos en el pueblo de Mioño, que aparecio hace varios siglos una virgen en la playa de Dícido, y que fué encontrada por unos pescadores cuando trabajaban. Los pescadores sorprendidos, la recogieron en su bote y la intentaron llevar a Castro, pero cada ve que hacía en intento el bote se hundía, por lo que determinaron que la virgen deseaba quedarse en Mioño. Finalmente la trasladaron a la parroquia donde actualemten se encuentra. A partir de ese momento la virgen pasó a llamarse la virgen de Mioño. Esta virgen se dice que es la mejor representación regional del tipo de vírgenes llamadas "glykofilussa" (La dulce). Data de la primera mitad del siglo XV, aunque puede ser anterior; según unos recientes estudios.
Desde la ermita cueva, seguiremos paseando entre casas que en un pasado fueron isntalaciones mineras, hasta encontrarnos con Neptuno, díos de los oceanos. Aquí podemos observar la bonita playa de Dícido y los cantiles de Saltacaballo. Continuando con nuestro caminar, en poco tiempo llegaremos a la impresionante obra de ingeniería de su época, el cargadero de mineral de Dícido. La historia está detallada en el comienzo.
Camino que nos lleva al cargadero
El cargadero de Dícido en todo su explendor
Una vez visitado el lugar, que está devidamente musealizado, con paneles informativos, ya solo nos toca desandar lo andado y volver hasta el punto de partida.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA RUTA

Tipo de recorrido:Ida y vuelta
Distancia: 3 km ida y vuelta
Duración: 1 hora solo Ida. Recomiendo hacer paradas y disfrutar de paisaje, la fauna y la flora que podamos observar.
Desnivel acumulado:
Dificultad: Baja. Ruta recomendada para toda la familia.
Puntos de agua potable: Existen algunas fuentes en el área recreativa y se pasa junto a varios bares y restaurantes.
Precauciones:  Utilizar calzado cómodo. Extremar la precaución, (con niños) si se opta por visitar todo el perimetro del cargadero.

ESPERO QUE OS GUSTASE ESTA RUTA


0 comentarios:

Publicar un comentario